• Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 215 seguidores

La importancia de la Virgen Maria

El Catesismo nos dice de la Virgen que es la señora llena de gracia y de virtudes, concebida sin pecado, que es Madre de Dios y Madre nuestra y esta en el cielo en cuerpo y alma. La sagrada escritura nos habla de Ella como la mas excelsa entre todas las criaturas, la bendita, la mas alabada entre todas las mujeres, la llena de gracia (Lc 1,28), la que todas las generaciones llamaran Bienaventurada (Lc 1, 48). La Iglesia nos enseña que ocupa, despues de Cristo, el lugar mas alto y el mas cercano a nosotros, pues Ella por la gracia de Dios, despues de su hijo fue exaltada sobre todos los angeles y los hombres (Conc. Vat. II, Const, Lumen gentium, n. 63)

En el Antiguo Testamento se halla prefigurada por primera vez en el anuncio de la primera buena nueva (Gen 3, 15) al hombre caido. Isaias (7, 14;9,6) nos dice que Ella, la Virgen por exelencia es la que concebira y dara luz un hijo cuyo nombre sera Emmanuel: Dios con nosotros. San Mateo se referira al cumplimiento del anuncio del Profeta. Otras profesias perfilaran la excelsa figura de la Madre del Salvador.
La Maternidad divina es el fundamento de todas las prerrogativas de la Virgen. Dice san Buenaventura que Dios no podria hacer: nada mas grande que Maria; podria hacer un mundo mas grande o un cielo mayor; pero no podria hacer una Madre mas excelsa que la madre de Dios. Y Santo Tomas afirma que Maria tiene cierta dignidad infinita por el bien infinito que es Dios, y Dios no puede crear una madre cuya dignidad sea superior a la de Maria, porque seria preciso que esta madre tuviera un hijo superior al Hijo de Dios, cosa imposible.

Jesus entro al mundo por una puerta que se llama Maria, y nosotros para llegar a Jesus deberiamos pasar por esa misma puerta. De acuerdo plenamente con usted de que el unico camino que conduce al Padre es Cristo.

 

Que Dios los bendiga a todos,

Diacono Alfonso Araya

Anuncios

Una respuesta

  1. […] artículo completo en su fuente original: Reflexiones diacono Alfonso Araya Comparte este artículo con tus amigos en facebook: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: