• Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 214 seguidores

Paz Interior y esperanza

Hay tanto sufrimiento en el mundo. Hace muchos años atrás la gente pensaba que sufría por pobreza. En estos tiempos sigue habiendo mucha pobreza en el mundo, sin embargo, mucha gente ha logrado salir de la pobreza y hoy tienen acceso a buenas comidas, a la educación, a la tecnología, a la diversión y, aún así, siguen sufriendo mucho.

Las personas que viven cómodamente tienen también muchos problemas aunque de otra índole, y quizás son problemas más de fondo.

La razón del sufrimiento no se debe al tener o no tener, sino al SER, y el SER está íntimamente relacionado con CREER. Yo creo en un poder superior que me sobrepasa y ese poder se llama Dios que me ama.

Cuando yo no creo en Dios, me pierdo, mi vida se diluye y se desparrama por los sentidos. El hombre de estos tiempos todo lo mira y lo valora según lo sentidos y de esta manera se limita enormemente.

Nadie vive para sí mismo. Vivimos para Aquel que nos creó y sólo tendremos paz interior y esperanza si nos desapegamos de las cosas del mundo y nos dedicamos a servir a Dios en nuestro prójimo triste y necesitado. Desapegarse de las cosas del mundo no significa desatender nuestro deber diario, sino atenderlo para la gloria de Dios, el bien de nuestras almas y la salvación de quienes nos rodean.

 

Diacono Alfonso Araya

Anuncios

¡El Señor ha resucitado!

¡El Señor ha resucitado! A El sea la gloria y el poder por toda la eternidad.
La Resurrección gloriosa del Señor es la clave para interpretar toda
su vida y es, además, el fundamento de nuestra fe.
Sin la Resurrección del Señor nuestra fe no tendría ningún contenido y
toda predicación sería inútil, dice San Pablo.
Con su Resurrección el Señor responde a todo el misterio de esta vida,
porque en esta vida, aquí en la tierra, sin una esperanza “más allá”
estaríamos a oscuras.
Nosotros buscamos porque necesitamos la plenitud que podemos ir
logrando desde ahora si creemos en que el Señor verdaderamente
resucitó. Dios, nos dice San Pablo, nos ha dado vida en Cristo y nos
ha resucitado con El. La alegría verdadera tiene su origen en Cristo
resucitado.
Vivamos una vida nueva mueriendo desde ya al pecado de orgullo y
egoísmo para que desde ya empecemos a resucitar con Cristo a una vida
plena que no tiene fin.

Saludos a todos, 

Diacono Alfonso Araya

Reflexión del día

Debemos nosotros negarnos a nosotros mismos para parecernos a Cristo por la cruz.
Mientras más nos apartamos de nosotros mismos y salgamos de nuestro orgullo y de nuestro egoísmo, más fácilmente nos será entrar en Jesús.
Así cómo no desear nada exteriormente produce La Paz interior en nosotros; así el negarnos interiormente, produce la unión con Dios. El Señor quiere que aprendamos la perfecta abnegación a nosotros mismos en su voluntad sin contradicción ni queja.
Sigamos al Señor: El es el camino, la verdad y la vida. Sin camino no se anda; sin verdad, no se conoce; sin vida, no se vive. Dice el Señor: Yo soy el camino que debes seguir, la verdad que debes creer, la vida que debes esperar. Yo soy camino indestructible, verdad infalible, vida interminable. Yo soy camino recto, verdad suprema, vida verdadera, feliz y eterna.
Si permaneces en mi camino, conocerás la verdad y la verdad te hará libre, y alcanzarás la vida eterna.

Que Dios los bendiga a todos,

Diácono Alfonso Araya

¿La Biblia o el celular?

Les dejo aqui este video que nos ayuda a meditar sobre el mundo en el que vivimos, las necesidades materiales y el ritmo de vida..

Diácono Alfonso Araya en facebook y twitter

Diácono Alfonso Araya

Crea tu insignia


By TwitterButtons.com

Reflexiones diacono Alfonso Araya en blog famoso

Directorio de blogs

3 Nuevos videos: Misericordia, Crecer en la fe y Seguimiento de Jesus

Misericordia

Crecer en la fe

Seguimiento de Jesus

A %d blogueros les gusta esto: